Primera película navideña

 

 

BRANDED

 

 Vuelvo al blog y lo hago con una película que  me hace reflexionar mucho y no sólo de esta cinta. Y es que seguí esta película por su paso en el Festival de Sitges donde arrancó algún que otro aplauso y lo más importante atrajo mi curiosidad hacia ella. Y es que en BRANDED veremos una cinta donde una persona que vive bajo las reglas del consumismo y la publicidad cae en la boca de ese monstruo donde es masticado y escupido sin ningún tipo de reparo. Y es que de esto va la película. No va de extraterrestres, no va de conspiraciones para manipularnos la mente a través de organismos microscópicos, va de el poder que ejercen las grandes compañías sobre la capacidad de crearnos necesidades. Y es que BRANDED critica en que nos hemos convertido y en que nos han convertido, en animales que lo único que queremos estar “a la última” pese a que sea algo absurdo.
 Es curioso que BRANDED esta ambientada en la Rusia del año 2017. Donde sabemos que después de la caída de la URSS las compañías multinacionales entraran sin reparos en este país para repartirse un mercado hambriento de variedad. Esto es meterse en política/economía y como todos sabéis aquí se habla de cine. Pero si hubiera un país para contar esta historia, ese sería Rusia.
 Entonces pensareis que vais a ver un rato de cine politico o economico? Pues si, peo contado de manera tenaz y nada pesada. Con dialogos que hace que te enganches, contando anecdotas y con geniales momentos de flashback. Entonces que tienen que ver esas imagenes un tanto perturbadoras de “monstruos” sobre edificios? Buena pregunta, vedla.
Del reparto os cuento que esta dirigida por los señores Jamie Bradshaw y Aleksandr Dulerayn, directores noveles pero con experiencia en la materia que abordan en esta cinta. Ya podemos quedarnos con sus nombres, porque seguro que pronto nos agradaran con otra cinta, espero. Los actores son Ed Stoppard, que podemos encontrarlo sobre todo en TV, pero que aqui hace un papel protagonista muy bien llevado, Leelee Sobieski (con la que casa Frodo en Deep Impact), que la verdad es que no tiene mucho peso en la pelicula ya que el actor principal se la lleva de calle. Y tambien tenemos a dos secundarios de oro que son Jeffrey Tambor y Max Von Sydow, que son actores mas experimentados y se nota.
Puede que me arriesgue un poco al recomendaros esta película de manera tan enérgica, pero si consigo que al menos a uno de ustedes les guste, me daré por satisfecho. De todas maneras no me marqueis con una cruz de “no leer nunca mas”, seguramente haya alguna película que pase desapercibido y yo estaré allí para encontrarla.
Anuncios